Audio Distribuido en 70 volts. Gran Idea para Sistemas Comerciales

Muchas personas, incluso muchos profesionales del audio desdeñan los sistemas de 70 volts por considerarlos de baja calidad de audio y “sin graves”. Bueno en realidad, todo depende como se realice la configuración del sistema, la calidad de la amplificación, de las bocinas y sobre todo de los transformadores.

Pero esto empieza a sonar complicado, vayamos a lo básico.

 

Conformar un sistema de audio estéreo no es cosa del otro mundo: un amplificador de dos canales, un par de cables y un par de bocinas. Es todo, cualquiera lo puede hacer. Ahora pensemos en un hotel de 10 pisos y 80 habitaciones. ¿Se imaginan la cantidad de cable requerida para llegar a 200 bocinas? ¿cuantos amplificadores y de qué potencia?

En realidad las instalaciones de audio comercial apuestan por sistemas de voltaje, conocidos como audio distribuido de 70 volts (o 100 volts más común en Europa). En estos equipos es posible usar bastantes bocinas, muchísimo cable -con muy poca pérdida- y uno o dos poderosos amplificadores. Pueden considerarse de preciomoderado, aunque en realidad son muy convenientes.

AudioDistribuido Comercial

 

Es obvio que cuando son pocas bocinas a instalar y las tiradas de cable no son tan largas, es mejor optar por un sistema convencional de baja impedancia.

El tema del cable podría no resultar crucial en un hogar (excepto para los obsesivos audiófilos), en cambio en una instalación comercial de cientos de altavoces, el cable es un asunto de vital importancia por dos factores:

  1. Largas distancias generan pérdidas de potencia que pueden ser de hasta el 50% de la energía enviada (-3 dB´s).
  2. Por supuesto, el costo del cable. Aquí va ser relevante el calibre AWG y la marca del conductor. En un hotel, en un parque de diversiones o en un centro de convenciones es fácil que el cableado de bocinas llegue a cifras de 5 o 10 km. ¿Usted se imagina la diferencia de usar cable de bocinas calibre 12 contra calibre 18? Hablamos de mucho dinero

Aunque ya existen bocinas dedicadas para sistemas de 70 volts (o 70.7 volts, su nombre correcto), en realidad cualquier caja acústica puede operar con esta configuración; siempre y cuando cada bocina se acompañe de un transformador, el cual se encargará de “bajar” el voltaje para que la señal tenga correspondencia con el volumen que esperamos de cada bocina. Ese transformador puede entregar una salida fija máxima (10 o 16 watts por ejemplo) o variable mediante un tap que el integrador mueve de acuerdo a lo requerido (2,4,8 watts por ejemplo).

Los sistemas de 70 volts (también llamado de voltaje constante) suelen ocupar atenuadores locales (controles de volumen). Aunque estos componentes son opcionales, son usados con mucha frecuencia para ajustar el volumen en cada habitación de forma independiente. Para ello, se necesita instalar un atenuador de 70 volts. Generalmente el sistema se ajusta para tener un volumen confortable con el control de volumen al máximo. Cada habitación (o cada bocina según sea el caso) requiere su propio control.

¿Cómo se usa este tipo de sistemas?

Primero habrá que considerar cuantas bocinas necesita el lugar, es posible combinar altavoces empotrables de pared o techo e incluso cajas acústicas para sobreponer utilizando soportes. Esto se determina -nuevamente- por el nivel de presión sonora requerido en cada espacio y por la cobertura que deseemos (entre más bocinas ubiquemos más cerca una de la otra tendremos mayor interferencia de fase, pero también obtendremos una cobertura más “pareja”). El integrador deberá saber la diferencia entre la cobertura requerida en una sala de juntas, en las salas de espera de un aeropuerto, en una boutique de ropa o la que se busca en un teatro, auditorio o en un estadio.

Sabiendo el número de bocinas se puede determinar la cantidad de potencia que necesita el sistema. El voltaje necesitado es determinado porque tan “alto” queremos que se escuche, la corriente requerida está determinada por cuántas bocinas pueden conectarse a la línea de 70 volts.

Por ejemplo si necesitamos 200 bocinas para un hotel y la mitad de ellas se ubicaran en 4 watts y la otra mitad en 8 watts podemos determinar que la potencia mínima requerida será de:

100 x 4 = 400

100 x 8 = 800

400 + 800 = 1200 watts

Teóricamente se requiere un amplificador de 1200 watts. Es muy recomendable tener potencia de sobra -normalmente sobredimensionada en un 20%- por cuestiones de headroom dinámico (es como la red de salvación), saturación de los transformadores o por crecimiento y ampliación de zonas o cambio futuros de bocinas de mayor potencia y calidad.

Hoy día existen amplificadores que operan en líneas de 70 volts (los que ya incluyen internamente transformadores de “subida”) que pueden entregar una gran cantidad de potencia (más de 1000 watts sin problemas), sin ser pesados y sin calentarse demasiado, ya que la mayoría opera en clase D con fuente de alimentación conmutada y demás características que los convierten en gran alternativa a precios muy atractivos. Existen amplificadores que incluyen ecualización digital o DSP´s capaces de modificar la curva de respuesta de las bocinas

El problema mayor para un sistema de voltaje es que toda la señal de audio pasará a través de esos transformadores, así que el resultado sonoro obtenido será intrínsecamente referido a la calidad de esos transformadores.

AudioDistribuido

Así la gran mayoría de los sistemas de 70 volts los escuchamos confinados en aplicaciones de baja calidad de audio como voceo y música de fondo en supermercados, hospitales o estaciones de transporte. ¿Por qué? Por que pocos clientes finales y pocos integradores consideran entregar sonido de alta calidad en espacios públicos, así que compran las bocinas más económicas y los transformadores más baratos que se hayan fabricado en alguna bodega de Shenzhen, China.

Lo anterior no significa que no puedan lograrse sistemas HiFi a partir de una configuración de 70 volts. De hecho hay varias marcas de nivel medio y alto que incluyen ya integrados los transformadores de “bajada”, de tal manera que se puede obtener mejor calidad sonora.

Los sistemas de 70 volts bien diseñados a partir de bocinas distribuidascon transformadores de acoplamiento son una excelente solución para grandes espacios y su calidad final depende de la cadena de productos involucrados. Sus ventajas realmente son impresionantes:

- Alimentar muchísimas bocinas desde un solo amplificador

- Utilizar cable de bocinas relativamente delgado sin temor a pérdidas de potencia

- Fácil conexión en paralelo

- Poder controlar de manera independiente el volumen de cada bocina

Así que un sistema de distribución de audio basado en líneas de 70 volts es una maravilla de la simplificación.

 

Distribuidora TECSO ofrece amplias posibilidades para sonido distribuido en espacios comerciales, corporativos y residenciales, búscanos en www.tecso.com.mx o al teléfono 01800-GO-TECSO

Etiquetas: Bocinas,, Audio,, High Resolution Audio,

Sky Bet by bettingy.com